Procesadores de audio

La función inicial del procesador de audio es mantener los picos de modulación del transmisor dentro de los parámetros legales. La mayoría se inclinan por usar procesadores de audio que además de recortar los picos, lo hagan sin agregar distorsión audible, y que mantengan el promedio de la señal muy cerca del valor de pico, con lo que se logra que la emisora “suene más fuerte”, manteniéndose dentro de los valores de modulación permitidos. Estos procesadores además, incluyen funciones de ecualización, refuerzo de graves y de sensación estéreo, que permiten dar a la emisora un sonido particular y reconocible.

Procesadores de audio para TV